OSX propone música para un cambio social

CULTURA
  • Hominum, de la compositora mexicana Gabriela Ortiz, nos lleva a una interpretación de nuestra sociedad
  • La Sinfonía No. 11 de Shostakovich, obra que narra la tragedia rusa que estalló en una revolución

21/02/18, Xalapa, Ver.- Con un repertorio que alude a situaciones actuales, la Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX) presentará el viernes 23 de febrero en Tlaqná, Centro Cultural, Réquiem por una generación, programa que es en homenaje a quienes son víctimas de la problemática social.

La dirección será del joven y talentoso director francés, Sylvain Gasançon, quien a lo largo de su carrera ha tenido una importante proyección internacional dirigiendo orquestas de todo el mundo. Gasançon, quien ha sido aclamado por sus interpretaciones en el continente americano, es un gran admirador de la cultura y la música de centro y Sudamérica.

Con una inmensa carga emocional, se presentan dos obras de gran importancia para el momento histórico en el que fuesen presentadas: la Suite Hominum de la compositora mexicana Gabriela Ortiz, y la Sinfonía No. 11 del compositor ruso Dmitri Shostakovich.

La Suite Hominum fue escrita por encargo de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) para conmemorar el centenario de la Constitución de 1917. En palabras de la compositora, esta obra nace de una especie de sinestesia, envuelta de colores, imágenes y estados de ánimo que toman significado metafórico en las preocupaciones sociales, filosóficas y políticas que son centrales en la condición humana. La obra consta de cuatro movimientos, Negro, Luz, En agua y Rojo, cada uno de ellos haciendo alusión a una característica representativa de la sociedad.

Negro marca el inicio, lo primitivo los hábitos y costumbres regidas por el instinto, el caos que impide a la humanidad buscar el bien común; Luz, representa la idea platónica del mundo de las ideas, las leyes y conceptos que coexisten para priorizar la organización y el bienestar social.

En agua y Rojo, se desarrolla la necesidad de equilibrio entre el individuo y la sociedad, y cómo ésta permite la generación de creatividad; Rojo, representa la fuerza, la confrontación frente a las injusticias, el caos causado por la impunidad y la corrupción. Es la lucha contra todo lo que nos permite vivir juntos en armonía.

Por otro lado, la Sinfonía No. 11 de Shostakovich fue estrenada el 30 octubre de 1957 para celebrar el 40 aniversario de la Revolución de octubre 1917; sin embargo, esta sinfonía nos lleva mucho más atrás, a 1905. Durante sus cuatro movimientos, nos guiará por los acontecimientos del “domingo Rojo”, cuando las tropas del zar Nicolás II abrieron fuego sobre una multitud de manifestantes desarmados delante del palacio de invierno en San Petersburgo.

El pueblo ruso, en medio de la crisis económica y descontento por los malos tratos hacia los trabajadores, decidió marchar pacíficamente hacia la residencia del zar Nicolás II con el fin de entablar un diálogo con él y así buscar mejorías para todos. Trabajadores acompañados de sus familias tomaron las calles pacíficamente portando imágenes de santos, así como del propio zar, recitando himnos religiosos, esperanzados en que el zar saldría a recibirlos y escucharía sus necesidades. Más de 140 mil personas acudieron a tan importante acto.

Sin embargo, al llegar al palacio del invierno, los manifestantes encontraron la residencia custodiada por tropas del ejército que inmediatamente empezó a disparar en contra de la multitud. Más de 200 personas murieron a causa de los disparos y más de 800 resultaron heridas. Este trágico evento desencadenó una serie de sucesos a lo largo de más de 10 años, que finalmente terminarían por dar origen a la Revolución rusa de 1917.

La cita para este concierto es el viernes 23 de febrero a las 20:30 horas en Tlaqna, Centro Cultural. El costo de las entradas es de 80 y 120 pesos y se pueden adquirir en las oficinas de la OSX y en taquilla el día del evento a partir de las 11:00 horas.

Deja un comentario