Acroyoga ayuda a adquirir seguridad

DEPORTES
  • Participantes del taller Acroyoga Movimiento Creativo, realizado en la Facultad de Danza, agradecieron a la UV por brindarles la oportunidad de practicar esta disciplina

Carlos Hugo Hermida Rosales, 06/02/2018, Xalapa, Ver.- Estudiantes de diversas áreas de la Universidad Veracruzana (UV) describieron lo que aprendieron en el taller Acroyoga Movimiento Creativo, realizado del 24 de enero al 2 de febrero en la Facultad de Danza.

Fue impartido por Dulce Castañeda Rosa y Marcos Torres, instructores certificados de esta disciplina, con el objetivo de dar a conocer fundamentos y posturas básicas de acroyoga, experimentar transiciones entre una postura y otra, y generar distintas exploraciones del movimiento a través de elementos como contrapeso y contrabalance.

En el caso de Alfredo Cuéllar Palmeros, estudiante de la Facultad de Ciencias Químicas, declaró que disfrutó mucho pues le ayudó a ver las cosas desde diferente forma y ángulo.

“Al practicar acroyoga, además del ejercicio físico ejerces la confianza en ti mismo y los demás, y te abres a la posibilidad de escuchar y comunicarte mejor”, enfatizó.

El joven mencionó que la práctica de acroyoga no sólo es física, también mental y espiritual, ya que ayuda a correlacionarse con las demás personas no nada más con palabras sino con gestos y movimiento, por lo que la relación trasciende a otro nivel.

“Haber acudido a este taller me hace mejorar como universitario, como persona, como hijo, y en cualquier rol que interpreto en mi vida”, enunció.

Gabriela Ávila Reyna, instructora de pole fitness, comentó que a través de este taller descubrió que el acroyoga es una disciplina maravillosa y muy energizante, la cual si bien requiere de mucha concentración, te muestra que paso a paso puedes llegar a hacer cosas que no imaginabas podías lograr.

Mencionó que es muy excelente que la UV dirija estos talleres al público en general, ya que así brinda conocimiento a toda la población. “Este taller me deja una experiencia de logro, compañerismo, confianza y mucha energía positiva”, expresó.

Dulce Castañeda explicó que el acroyoga es una amalgama de la disciplina ancestral del yoga, la acrobacia y el masaje tailandés, por lo que es una excelente forma para comunicarse por medio de ejercicios en los que participan varios cuerpos.

“Es una práctica muy divertida en la que se trabaja mucho la comunicación, el trabajo en equipo y la confianza”, aseguró.

La instructora compartió que los participantes de este taller empezaron sin conocimientos previos y al finalizar lograron grandes cosas, como trabajar en equipo y crear vínculos entre ellos.

“El acroyoga es una disciplina que quienes la practican conocen mucho de sí mismos, ya que aprenden a identificar sus fortalezas y a apoyarse en los demás para transcender sus miedos”, concluyó.

Deja un comentario