Empieza lucha de salmones

Crucero Político

José Luis Loyo Ochoa

Empieza lucha de salmones

Todos nadan contra corriente

Ya no te dejes engañar pueblo

 

LAS CONTIENDAS DE HOY SERÁ COMO LA LUCHA DE SALMONES QUE NADAN CONTRA ESA CORRIENTE ARRIBA, Y LOS POLÍTICOS SIGUEN ENGAÑANDO.                     J. L. L. O. 26/02/18

 

Veracruz, Ver. Mx. Las corrientes de los Ríos nacientes en los altos volcanes siempre bajan y, la única especie del planeta Tierra que nada contra esa corriente es el Salmón, todos se esfuerzan por llegar a la cima para, una vez arriba desovar y dar nueva vida a sus vidas, así están ahora esos que, con el mismo libro plagado de mentiras engañan al pueblo, ofrecen las mismas promesas cuando en realidad, lo que ellos buscan es el lugar de su evolución y dar realidad a sus personales ambiciones que es enriquecimiento personal. Los salmones a contrario del político, son esperados por grandes Osos en el tramo más angosto de los ríos para engullirlos y saciar su hambre, pero muchos logran salir airosos de esa eterna lucha y logran su supervivencia, igual que los políticos que ahora harán el papel del salmón pero con la ambición no de supervivencia y si, en aras de enriquecerse con el erario del pueblo que es saqueado por esos políticos, pero si hoy fracasan mañana podrán seguir dando en su intento de dar vida a sus ambiciones, cubiertos cada uno en otros puestos donde se les permita seguir chupando la sangre del pueblo, esa no otra es su única razón de existencia, probaron y comprobaron que el pueblo es dúctil al engaño, mismo que repiten una y otra vez mientras tengan un hálito de vida, y sabido que en género humano una mentira que la repiten diez veces parece tan real que hasta el mismo mentiroso político se la cree, pero la lucha del salmón es meramente por su sobrevivencia, por darle vida a los seres que lleva a las alturas de esas aguas con la única finalidad de que vengan a la vida, mientras que entre los políticos su única finalidad es la de hacer daño, repetimos, robándole al pueblo que es de ese pueblo. En la llamada humanidad el infiltrase en la clase política es agenciarse todo el capital posible en el menor tiempo y con el mínimo de esfuerzo, contrario al salmón que para ellos, el subir nadando contra la corriente significa esfuerzos que significan muchas de las veces para su especie, la muerte, en cambio para el político el triunfo de ese nadar en contra la corriente les significa la opulencia sin el esfuerzo ni el riesgo de perder la vida y, así gozar descaradamente de lo robado. HOY en el río de las ambiciones de los políticos, en el ámbito federal tenemos grandes salmones que, hasta el momento han desafiado los grandes osos apostados en las márgenes del río, ahora la lucha viene siendo solo de esos tres salmones que han logrado casi llegar al nacimiento de ese río, y de una u otra forma a los tres les espera la victoria segura, y esa victoria segura es el gozar de las riquezas de un pueblo como el mexicano, dejando las esperanzas en las márgenes de ese río de angustias por las que pasan todos los ciudadanos que, al darles su voto creyeron en ellos para ahora descubrir que, nuevamente fueron engañados. Total, ya mañana cuando nuevamente los salmones lleguen a nadar contra la corriente, tanto los osos que les esperan para comerles como los mismos salmones habrán de desconocer que les espera en su aventura.

Aquí se descorre el velo y se trata de saber quiénes, en el caso de las contiendas tanto del gobierno federal como de las estatales y, en éste caso las de nuestra entidad, son los osos y quienes son los salmones. ¿Porque razón?, porque sencillamente en ambos casos queda solamente un grupo con sus apetitos satisfechos, y esas panzas llenas son las de los osos a los cuales, los salmones les llenan y quedan a la espera de la otra temporada de arribazón del salmón, o sea, de las nuevas campañas cuando nuevamente deban de tratar de dormir al pueblo con sus tan desgastadas promesas de lo mismo. Como podemos observar, todos actuamos como los salmones y los osos, siendo en nuestra especie llamada humanos, esos osos que esperan los cambios de sus gobiernos para poder llenarse sus panzas y sus bolsas con el billete que, supuestamente es del pueblo, y los salmones somos los ciudadanos que siempre iremos nadando corriente arriba, tratando de subsistir para que esos osos puedan llenarse con nuestro esfuerzo diario, y la mayoría de nosotros, los salmones, les sirvamos de alimento y enriquecimiento. Vivamos entonces nuestro síndrome como hasta ahora sin tratar de cambiarlo, sigamos siendo el alimento de esos osos que son los políticos. Siendo éste nuestro síndrome, les dejamos como siempre los modernos medios para tratar de ser el conducto por el cual usted pueda expresar sus inconformidades y, quizá en un mañana dejemos de ser los salmones que engorden a esos osos políticos y, nuestras familias vivan con alguna mejora que pueda alimentarles. Http://crucero-politico.blogspot.com.mx loyocrucero@hotmail.com    loyocruceropolitico@yahoo.com.mx   Twitter @LoyoOchoa  Facebook  (loyocrucero@hotmail.com) y su portal de internet desde donde trataremos ser el conducto de sus esperanzas: www.cruceropolitico.com.mx   Y por su atención les damos las gracias y les recordamos, éstas votaciones dejemos de ser salmones.

Deja un comentario