Del 15 de agosto y hasta el 30 de septiembre se fijará la veda del Cangrejo Azul en el litoral veracruzano

ESTATAL
  • Irineo Pérez Melo
  •  Del 15 de agosto al 30 de septiembre se llevará a cabo la veda del Cangrejo Azul, para garantizar la protección de esta especie que está en peligro de extinción en la zona litoral del Golfo de México, por lo que organismos civiles e instituciones públicas se han sumado a esta cruzada para evitar su desaparición. 

    Esto lo aseguró Juan Carlos Atzin Calderón, presidente de las asociaciones civiles Somos la Semilla del Cambio y En el Corazón está el cambio y coordinador del Proyecto Protejamos al Cangrejo Azul, quien recordó que en el 2016 se logró el establecimiento de esta veda para preservar a este crustáceo que ha sido severamente depredado por el ser humano.

    Explicó que en ese tiempo, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación estableció este periodo para que el Cangrejo Azul pudiera desovar en las playas y evitar el saqueo desmedido que gente inconsciente realiza de la especie, a pesar de que los pobladores de las zonas de influencia, están consciente de que es necesario protegerlos.

    “Se han dado casos de que gente de las poblaciones de Misantla y de Xalapa, entre otras aledañas, baja a las zonas de costas a saquear los lugares en donde desovan los cangrejos azules y en la mayoría de las veces, ni siquiera permiten que lo hagan, impidiendo la reproducción de esta especie”, añadió.

    Explicó que a partir de este año, será la Secretaría de Marina la responsable de vigilar que este tipo de acciones no se presenten y en caso de tenerse, aplicar las sanciones que la misma ley en la materia establece, que pueden ser de multas o hasta el arresto preventivo de quienes incurran en esta acción ilegal.

    Recordó que se logró el establecimiento de la veda del Cangrejo Azul, porque de acuerdo al estudio realizado en el 2016, se detectó que el 90% de la población de dicha especie había desaparecido y de no cuidar el 10% restante, se corría el riesgo de extinguirse en su totalidad.

    Por tal motivo, en coordinación con autoridades municipales y otros organismos gubernamentales, se abocaron a la tarea de realizar acciones para proteger al crustáceo y “la intención ahora es redoblar esfuerzos para concientizar a la población en general que habita en la parte alta del territorio veracruzano y que acudan a la zona costera no sean partícipes de la molestia y la caza furtiva que está en vías de extinción.