Denuncia la maestra Angelina Servín Murrieta, acoso laboral de parte del SETSE y de la SEV

ESTATAL
  • Le notifican por oficio que debe retirarse de la dirección de la Escuela Primaria Joaquín H. Servín de esta capital.

     

    Irineo Pérez Melo.- La maestra Angelina Servín Murrieta, quien funge como directora de la Escuela Primaria Estatal Joaquín H. Servín de esta capital, denunció el acoso laboral que sufre, tanto de la dirigencia del Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio del Estado (SETSE), como de las autoridades educativas.

    En entrevista, la docente con más de 30 años en el servicio educativo, dijo que esta situación inició desde el momento mismo en que falleció su hermana Acela Servín Murrieta, quien fuera guía moral del SETSE, y asumir la dirigencia sindical el profesor Genovevo Zapot Zapot. Además, porque decidió salirse de la fila de este sindicato, luego que éste le dijera “que no eran bien recibida como familia”.

    Explicó que a raíz de este incidente, iniciaron una serie de acciones en su contra y su familia (hija y nieta que también laboran en el sistema educativo), al grado tal que un grupo de maestros afines a la dirigencia sindical realizaron un paro de labores por dos días, cuestionando su autoridad y acusándola de una serie de irregularidades cometidas en contra del personal de la institución educativa.

    Expresó que las acciones cometidas en su contra rayan en una “rudeza innecesaria”, porque en el tiempo que lleva laborando “lo he hecho con respeto hacia mis compañeros y acatando los lineamientos que  la propia institución ha establecido para el buen desempeño escolar”.

    Sin embargo, mencionó que esto no ha sido suficiente y han emprendido una serie de maquinaciones, que la obligaron a dejar atrás el silencio y hacer del conocimiento de la opinión pública lo que le acontece.

    Expresó que a través del oficio SEV/SUB-EB/DGEPE/SSE/DSQ/SZE-74/251/2019, de fecha 11 de febrero de 2020, signado por el doctor Irving Xochihua Sánchez, Supervisor de Educación Primaria General de la Zona Escolar número 074 Xalapa Locales Norte, quien le notifica “en tanto se resuelva su situación administrativa retirarla a la oficina de la supervisión escolar”.

    Lo anterior, derivado del oficio No. SEV/SUB-EB/DGEPE/SSE/DSO/OAPE/144/2020 de fecha 11 de febrero del año en curso dirigido al Supervisor mencionado por la LEP María de Jesús Azamar Escobar,  jefa del Departamento de Supervisión Operativa  de Primaria Estatal, en donde da cuenta de la situación prevaleciente en el plantel educativo a su cargo.

    “…y toda vez que existen quejas presentadas por el personal y padres de familia en contra de la profesora Angelina Servín Murrieta, directora del plantel, a quien señalan de incurrir en acoso laboral, incapacidad para resolver conflictos al interior del centro educativo, intimidación, trato preferencial hacia algunos trabajadores, imposición de medidas pedagógicas (escrito del 28 de enero de 2020), quejas de padres de familia por el costo de mapeos cerebrales (escrito del 28 de enero del 2020) y queja de madre de familia por presunta discriminación a su menor hijo con síndrome de Down a quien le retiró el apoyo de un maestro sombra (queja del 28 de enero del 2020)”.

    Todos estos argumentos, dijo, son infundados, pues en su oportunidad se hizo del conocimiento de las autoridades educativas correspondientes, pues la situación prevaleciente no es de este año, sino viene de meses anteriores y se agudizaron luego de la muerte de la maestra Acela Servín Murrieta.

    Consideró que el asunto ya es personal, debido a que al solicitar el trámite para su jubilación desde el mes de noviembre, no ha podido avanzar porque le falta una constancia de horarios que debe entregar la Dirección General del Bachillerato, y es la fecha que el documento no lo recibe, argumentándole los responsables que está traspapelado.

    Finalmente, solicitó la comprensión de las autoridades educativas, pues en los más de 30 años de servicio educativo, lo único que busca es concluir su gestión en paz y armonía con sus compañeros de trabajo, a quienes en todo el tiempo que le ha tocado convivir con ellos, siempre lo ha hecho con profundo respeto a sus personas y a su trabajo.