Toman padres de familia escuela primaria de Rancho Viejo, exigen una “limpia de maestros” para acabar con irregularidades

ESTATAL
  • Irineo Pérez Melo
  • Padres de familia de la Escuela Primaria Lázaro Cárdenas del Río, de la comunidad de Rancho Viejo del municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan, tomaron las instalaciones para denunciar el presunto maltrato en agravio de un menor en el que incurre una docente de este centro escolar.

    Dicha mentora fue suspendida por las autoridades educativas hace dos semanas, por un periodo de dos meses, para ser investigada, situación que no fue del agrado de los padres de familia, quienes exigieron hacer “una limpia de maestros” para acabar con todas las irregularidades que son cometidas a diario en la escuela.

    Pablo Durán Carmona e Irma Morales Carmona, denunciaron también que en dicho plantel escolar hay mucha desorganización por parte de la Dirección del mismo, pues de manera constante se suspenden las clases sin motivo justificado, por lo que demandaron cambiar a todos los docentes, empezando por la directora.

    Se informó que la madre de la niña que presuntamente fue agredida, se plantó en la entrada de la escuela para quejarse en contra de la maestra. Esto motivó que las clases fueron suspendidas para atender el caso entre directivos de la SEV, la titular de la escuela, docentes y los papás de la niña.

    Al  tratar de hablar con la directora y con la maestra señalada para conocer sus respectivas versiones, no fue posible escucharlas, ya que, de acuerdo con un conserje, el caso sería tratado en privado y de forma institucional.

    Los padres de familia, dieron a conocer que hace dos años, el anterior director fue destituido por una presunta agresión a menores y que con el caso actual suman ya dos los supuestos maltratos.

    Los inconformes manifestaron por último que aunque la maestra fue suspendida durante 60 días para ser investigada por las autoridades de la SEV, los padres y madres de familia no se quedaron conformes, pues recalcaron que lo ideal sería llevar a cabo “una limpia de maestros” para acabar con estas irregularidades.